Ladrones de pisos en el pasado

robos-casasLos ladrones de pisos son aquellas personas que se dedican a robar edificios o construcciones de más de un piso de altura. Algunos se aprovechan de esta condición, para escalar por el área externa y penetrar sin permiso por medio de algún punto vulnerable de la habitación como las ventanas, balcones, respiraderos o cualquier lugar por donde pueda colarse, según su contextura corporal le permita. Se valen también de la soledad o descuidos de los propietarios en pasillos o adyacencias para hacer vigilias con el fin de observar la frecuencia de visita o entrada de personas a las viviendas.

Hace algunos años atrás, no se requería tanta atención en la seguridad de las zonas adyacentes a las viviendas de tipo edificios, pero dada la tecnificación de los delincuentes se hace indispensable extremar medidas de seguridad en estas áreas residenciales. por lo general uno cuenta con los cerrajeros en sarria barcelona que nos ayudan con la instalacion de sistemas efectivos

Anteriormente se podía ver en algunos edificios, el uso de intercomunicadores, para verificar que era conocida y por medio de una cerradura eléctrica abrir y permitir el acceso al visitante. Estos dispositivos no son la solución única a la seguridad de un piso. En el perfil de las personas que ejercen este tipo de delincuencia se puede encontrar las bandas organizadas, los maleantes oportunistas que observan las debilidades de cerraduras antiguas, en puertas frágiles y en ventanas mal cerradas; los mirones o vigilantes que se informan de los horarios de entrada y salida de los propietarios, visitas familiares, frecuencia y aceptación de vendedores, técnicos para servicios o personas ocasionales; y los delincuentes más especialistas. Cada uno de estos, ejecuta un método particular para encontrar el momento oportuno para penetrar en la vivienda.

Entre los métodos que se conocen actualmente están el método del escalo y la técnica de las marcas. Los ladrones de piso usualmente intentan el método de escalo para penetrar en el recinto, este consiste básicamente en trepar o escalar por las fachadas, ayudándose de rejas, tuberías, solapas, revuelos de diseños exteriores, para entrar a las ventanas superiores o balcones de un inmueble.

Se hace necesario contar con personal de vigilancia, si la zona donde se encuentra la vivienda es de alta peligrosidad, que puedan ayudar a detectar fácilmente la presencia de personas sospechosas en las adyacencias. Hay que enseñar a los niños que no se debe hablar con extraños y mucho menos dar información de los integrantes de la familia y de las pertenecías u objetos de valor que tengan en casa.

Debemos crear varias barreras de seguridad que logren hacer las viviendas menos vulnerables; Además de personal de vigilancia también se pueden instalar cámaras de seguridad y sistemas de alarmas, puertas y portones antirrobos, mejores cerraduras, iluminación de las zonas comunes como pasillos, parques o plazas que le dificulte al ratero poder esconderse. Mantén en lo posible, tu vivienda libre de arbustos en donde alguien pueda refugiarse para vigilar tu casa.

Otro consejo seria que se ponga especial atención a las ventanas que tengan cerrojos dañados, modificar o enrejar respiraderos que tengan un tamaño por donde se pueda filtrar alguna persona de pequeña contextura.