La evolución de los candados

Los candados pasaron de ser una caja metálica con una argolla de amarre a la estructura física a ser hoy en día un sistema electrónico, robusto y conectado a un sistema satelital que es capaz de enviar señales en forma de mensajes a otros equipos y/o señales sonoras para evitar el robo y la intrusión.

Los candados que se les han perdido las llaves y han quedado cerrados, pueden ser abiertos gracias a la habilidades de los cerrajeros profesionales. Pero esto debe ser realizado de manera autorizado o se podría estar incurriendo en un delito por violación a la propiedad privada.

Para lograr la apertura de los candados vale una buena jornada de intentos, en línea hay manuales paso a paso de cómo manipularlos según el modelo de su mecanismo. Claro, si se trata de uno mas moderno con sistema digitales de contraseñas, el asunto se complica.

Los candados poseen una característica de portabilidad que pueden ser visto como una ventaja o por el contrario como una debilidad ante los robos. Pero estas ventajas han podido superarse gracias a la eficiencia de algunos fabricantes de cerrajería que han estado por años frente a la industria y gestión de lugares mas seguros.

Es decir que puedes tener una herramienta que de seguridad a tus pertenencias sin tener que instalarlas en una estructura fija, mas que cerrarla, es un cierre de seguridad que se puede llevar a donde sea.

Sin embargo, por no estar pegada a ninguna estructura romperla por medio de pinzas, taladros u otra herramienta pueden sacarla del juego con facilidad. De allí la importancia de usar para lugares externo, productos de materiales robustos y mecanismo internos resistentes. Los candados ameritan que sus diseños favorezcan la resistencia, o dicho de otro modo que no sean fáciles de cortar o de violentar de algún modo.

Apertura autorizada

Puede parecer un juego pero abrir una cerradura sin autorización es un delito. Quien abra un candado o una cerradura debe cerciorarse que es un servicio que se presta a los dueños de las propiedades y no a un intruso que desea infringir los limites. Aunque muchas personas desconozcan los métodos de apertura de un candado, una vez descubierto es muy fácil de lograrlo.

Candados electrónicos

Sobre todo para el uso de vehículos como bicicletas, los candados son buenos aliados. Los principales errores son la mala colocación de las piezas y las guayas que los abrazan, en los productos tradicionales. Pero cuando se intenta desmontar un candado electrónico este genera una alarma que alerta a su alrededor que hay un robo en proceso y podrás evitarlo. Su diseño abarca una argolla mas amplia que permite enganchar el vehículo a una estructura, para que todo el sistema este conectado.

Qué vendrá después…

No se puede asegurar con que nos sorprenderán los fabricantes para disminuir los robos de las pertenencias que se han confiado a los ataques. Pero la verdad es que en apariencia serán muy distintos a los que actualmente se proponen.

Aun hay muchas personas que usan los tradicionales porque los ladrones no andan por ahí con pinza por si acaso aparece un candado. Pero si hay zonas de lato robo no escatimes en medidas de seguridad.