Consejos para Saber que Cerrojo o Bombin Escoger

De llaves y cerrojos: lo que debemos saber

En la actualidad se hace difícil dar una definición de lo que es una llave, puesto que la tecnología ha evolucionado mucho. Podría definir llave como cualquier cosa que abra algún tipo de cerradura.

Quizá algunos años atrás estaba muy claro que una llave era un objeto de metal de forma alargada y chata que uno introducía en una cerradura para activar el mecanismo de apertura de la misma, pero ese concepto no cubriría las llaves magnéticas, ni las tarjetas de acceso, mucho menos nuestra huella digital.

cerrojos llaves

Llevo unos 20 años trabajando de cerrajero en Barcelona y si tuviese que hacer una clasificación del tipo de llave que existe en la actualidad, diría que va algo así:

Las llaves tradicionales. Estas son las llaves que todos conocemos, esas que están fabricadas de aleación de metales y que cuentan con un diseño único, la cual, una vez introducida en la cerradura nos da acceso a el lugar que está resguardando. Aun hoy en día se usa mucho este tipo de llaves, éstas no han perdido su efectividad mas bien son llaves que cada día se reinventan para hacerse mas seguras.

Las llaves magnéticas. Estas llaves no funcionan como las llaves tradicionales y tampoco tiene esa forma característica, más bien son llaves que funcionan con un imán y que no necesariamente son portables. Hemos de contar con que las puertas electromagnéticas se abren con un botón que cumple la función de una llave. Estas llaves electromagnéticas definen un sistema de seguridad distinto al sistema de cerraduras tradicional, si se quiere, son llaves más difíciles de duplicar y por tanto son más eficientes.

Los mandos a distancia. Si existen llaves que ni siquiera necesitan acceso directo con el sistema de cerradura sino que lo accionan a distancia, por ejemplo, cuando usted abre un portón eléctrico, está usando una llave a distancia; sobre todo se usan por una cuestión de comodidad- nadie se quiere bajar de su carro al momento de llegar a casa.

Las llaves digitales. Éstas son las tarjetas de acceso, las claves que usamos en cerraduras digitales y todo lo que esté relacionado con este tipo de mecanismo. Si se fija, estas llaves, en su mayoría, son una combinación de dígitos que desbloquean el sistema de seguridad. Al no ser llaves físicas, se hacen muy difíciles de copiar, aunque si se puede dar con la clave.

Las llaves biométricas. Esto es lo último de la tecnología, hoy en día podemos usar nuestras hullas digitales o algún otro patrón biométrico para desbloquear los sistemas de seguridad de una puerta. Estas son llaves aun más difíciles de copiar, sabemos que nuestras huellas digitales son únicas.

cerrojos de seguridad

Cosas que pueden llegarse a saber sobre los cerrojos

La llave tiene una función específica: abrir los cerrojos de la puerta y como tal, existen muchas tecnologías para fabricar los cerrojos. Los cerrojos más comunes son los que tienen algún tipo de funcionamiento mecánico, pero no son los únicos. De manera general, existen dos tipos de cerrojos según su funcionamiento:

Los cerrojos con sistemas mecánicos. Son los mas tradicionales y mas comunes de todos. De hecho, son los que más seguridad inspira a las personas. El funcionamiento es sencillo, por lo general se tratan de una o mas piezas de algún metal que se traban entre la puerta y la paredes, eso es lo que hace que el acceso sea restringido.

Los cerrojos mecánicos pueden estar colocados en uno o varios puntos de la puerta, para muchos mas es mejor, pero lo que en verdad importa es la calidad de los cerrojos.

Burlar el sistema que abre, los cerrojos es la obsesión de los ladrones, cada día salen nuevos sistemas que prometen ser mas eficientes en la seguridad, pero las llaves y los mecanismos de cierre son los que mas vulnerables hacen la seguridad de una puerta, es por eso que cada día se prescinde mas del uso de las llaves como las conocemos.

Los cerrojos con sistemas magnéticos. No todos los cerrojos usan un sistema mecánico en su funcionamiento. A veces solo se trata de un par de imanes que se quedan unidos con tal fuerza que impiden el paso de personas no deseadas; este sistema es usado, sobre todo en oficinas, o en lugares en donde hay un flujo constante de personas.

Al no tener un sistema mecánico, los cerrojos magnéticos no usan llaves de las que conocemos tradicionales, mas bien se usan botones que cortan o dan electricidad y que hacen que los imanes se separen. Para elegir un sistema de cerrojo-llave que le deje seguro en su casa u oficina, no necesita mas que consultar a un cerrajero profesional, él le dirá que es lo mejor para su caso particular.

Debemos saber que las cerraduras son el sistema primario en contra los robos y asaltos y que por tanto se hace de vital importancia que escojamos una buena combinación; una llave por si sola no nos mantiene seguros, así como tampoco es trabajo exclusivo de la cerradura.