Cómo cuidar las bisagras de tu puerta

Posted onCategoriesUncategorized

Las bisagras representan una de las partes importantes en la instalación de una puerta, pero también tienen uso en infinidades de cosas como ventanas, armarios, tapas y muchas más.

Son de gran utilidad, porque ellas se encargan de soportar el peso de las hojas de las puertas y además garantizan el giro con movimientos suaves, pero si las tratan mal, no van a garantizan el buen funcionamiento.

Es necesario saber mantenerlas en buen estado, esta es una pieza que le permite el giro de abrir y cerrar en el sitio que la instalen, ellas cuentan con dos piezas, una va unida a la hoja y gira sobre un eje y de esa manera funciona su giro, su fabricación puede ser en plástico, acero, cinc, latón, bronce, por mencionar algunos.

Cuidados de las bisagras

Evita la mala experiencia de que las bisagras de tus puertas presentes fallos, y debas contratar a un cerrajero profesional para solucionar el inconveniente, por lo que es recomendable conocer y considerar la aplicación de estos tips.

  • Evita apoyarte de las puertas, porque se desajustan.
  • Evita ejercer fuerza hacia arriba y hacia abajo.
  • Nunca se debe cerrar o abrir con dureza.
  • Nunca se deben forzar, porque ellas tienen un límite en el ángulo de abertura.
  • Chequear de manera regular los herrajes y ajustar los tornillos.
  • Evitar el óxido, ya que expuestas a la intemperie y a la humedad se oxidan, en caso de que ocurra, lo mejor es quitarla para hacerle una buena limpieza con un producto apropiado, dejar secar bien, luego aplicar una pintura antioxidante, así dar protección y volvemos a instalar.
  • Los ruidos, se les puede aplicar vaselina o algún aceite para lubricar, por ejemplo con la vaselina de una vez aparte de eliminar el ruido, ayuda a evitar que aparezca el óxido.

Diferentes tipos de bisagras

En el mercado es posible encontrar diferentes tipos de bisagras, va a depender de la razón para adquirir estas piezas y el cerrajero puede ofrecer la orientación que necesitas, a continuación conocerás las más conocidas.

Bisagra libro o doble hoja. Es la más usada, es para poco peso, su instalación es muy sencilla, se adapta a los diferentes tamaños de las puertas.

Bisagra piano o continua. Es más larga que la bisagra libro, lo que la hace más fuerte es por la cantidad de tornillos que lleva, se utiliza para puertas de mayor peso o para baúles.

Bisagra de perno, pernios o pomela. Pueden ser usadas en puertas y ventanas, su instalación es más compleja.

Bisagra invisible o para montaje oculto. Se instala en los cantos de los tableros, así abre como un libro, la parte que sujeta al tablero puede estar atornillada o empotrada al mismo.

Bisagra de doble acción. Esas van en las puertas de vaivén, ellas se abren en las dos direcciones y cuando se cierra queda normal.

Bisagra de cazoleta, cangrejo o auto-cierre. En estos tiempos es una de las más utilizadas en los muebles, permite que la puerta se mantenga cerrada y tiene varios niveles.

Bisagra de clavija o perno de enroscar. Son decorativas, los dos tornillos que se enroscan en los cantos de los tableros le dan movilidad a la puerta.