3 marcas en las que puedes conseguir muelles cierrapuertas


Inicialmente debemos conocer que un cierrapuertas, muelles o dispositivo de control de cierre, son sistemas mecánicos, que están diseñados con un brazo hidráulico que permite que la puerta se cierre una vez haya sido abierta y si por alguna razón el usuario olvidó cerrarla, el muelle sea el mecanismo que asegure su cierre. 

Los muelles son mecanismos muy solicitados gracias a sus características y funciones, estas aseguran el cierre de la puerta ya sea en la cotidianidad o en casos de emergencia como incendios, son ideales para usarlas en una comunidad, para la oficina, un local comercial, la portería de un edificio o una vivienda. 

Además brindan altos niveles de seguridad ante los ataques por parte de ladrones, ya que tiene la capacidad de bloquear cualquier puerta, también para controlar o disminuir los efectos ante un un incendio. 

Muelles cierra puerta Cisa

Los muelles cierrapuertas de Cerraduras Cisa se adaptan a las necesidades de los clientes y espacios más exigentes, no importa si será instalada en una puerta cortafuegos que requiere de un cierre exigente o por motivos de comodidad, sea cual sea el motivo por el que requieres un muelle cierra puerta Cisa será la marca que necesitas.  Entre las ventajas más destacadas de esta marca son:

Facilidad de instalación: su proceso de instalación es bastante rápido y sencillo, incluso se pueden instalar en poco tiempo quedando operativa al instante. 

Mejora el acceso: los puntos de acceso a donde son instalados se optimizan notablemente. 

Seguridad: si el sistema de cierre de cualquier puerta dispone de un dispositivo de apertura y cierre controlado por una leva, esto brindará mayores niveles de seguridad en cualquier área. 

Tamaño: esta marca ofrece cierrapuertas de distintos tamaños, pero al mismo tiempo son discretos y gracias a ello pasan desapercibidos por muchos usuarios o habitantes. 

Muelles cierra puerta Telesco

Es una marca que elabora dispositivos pensados para los clientes más exigentes, los muelles cierrapuertas de Telesco son 100%  funcionales y mejoran el acceso o la salida de cualquier usuario con total libertad. Entre sus ventajas más destacadas están:

Cierre eficaz: Cerrajeros económicos comentan que sus funciones son insuperables, aseguran un mecanismo de cierre adecuado asegurándose de no generar portazos desagradables o dejar la puerta abierta.

 Apertura suave: es una marca que se preocupa por la comodidad, el muelle cierrapuertas Telesco deja que sus usuarios disfruten del apertura y cierre de cualquier puerta con total comodidad. 

Calidad y precio: es una marca que ofrece una buena relación calidad y precio, la mayoría de muelles han sido elaborados con materiales de excelente calidad pero sin que esto aumente deliberadamente sus precios. 

Fácil instalación: incluso para las personas que nunca han instalado un muelle cierrapuertas, solo deberás seguir las indicaciones de los fabricantes y en poco tiempo tendrás instalado y funcionando tu cierra puertas Telesco. 

Muelles cierra puerta GEZE

La marca GEZE se enfoca en crear muelles cierra puertas capaces de prevenir cualquier incendio,  cumpliendo así con todas las exigencias y normativas europeas para la fabricación e instalación de una puerta cortafuegos. 

Estabilidad: haciendo referencia a los niveles de velocidad de cierre en cuanto a tiempo y cambios de temperatura. 

Durabilidad: tiene una larga vida útil ya que los valores de estabilidad y cierre disminuyen luego de 500.000 ciclos de apertura y cierre de la puerta. 

Tiempo de cierre: Este modelo tardará al menos 30 segundos con la puerta abierta, el cierre de este muelle se mide en segundos y puede regularse de acuerdo al tipo de personas que más transitan el lugar, ya sean ancianas, mujeres con niños o coches, etc. 

En líneas generales, estas marcas se esfuerzan en ofrecer a sus clientes mecanismos de seguridad confiables, de calidad y de fácil instalación, no puedes perder la oportunidad de comprar el muelle cierra puertas que más se adapte a tu inmueble. 

¿Qué necesito para instalar un circuito de vigilancia cerrado?

Un circuito de vigilancia cerrado, también se conoce como circuito cerrado de televisión, o su acrónimo CCTV, consiste en la instalación de algunos equipos que se conectan de manera directa entre ellos, lo que permite la obtención de imágenes de un determinado espacio, y esta señal no puede ser vista por otras personas ajenas al circuito.

Esta ventaja es la que permite que cada empresa o residencia pueda mantener bajo vigilancia sus instalaciones, sin que otras personas puedan ver lo que observa el personal de seguridad, y así poder solucionar cualquier problema que se presente sin atraer la atención.

Para crear un CCTV y así poder vigilar el perímetro de sus instalaciones, o algunas áreas específicas, necesita algunos dispositivos.

Grabador de CCTV

Es una pieza fundamental en la instalación de este sistema de seguridad, porque es el encargado de guardar todas las imágenes que se obtienen a través de las cámaras de vigilancia, en el mercado podrás encontrar varios modelos con diferentes características, puedes consultar con un cerrajero profesional para definir cuál es el grabador que se adapta más a tus necesidades y expectativas.

Discos duros

Estos son los dispositivos de memoria para almacenar las imágenes que capte el grabador de CCTV, vale señalar que los grabadores no tienen los discos duros incorporados, por lo tanto es necesario comprarlos por separado.

Los discos duros para CCTV están clasificados de acuerdo a la capacidad de memoria o almacenaje, mientras mayor cantidad de memoria, más tiempo de grabación podrá resguardar. También va a depender de la cantidad de cámaras que necesites instalar.

Cámaras para CCTV

Estas piezas van a representan los ojos que vigilan los diferentes espacios, y son las ventanas que permiten captar las imágenes de los diferentes espacios, por lo que son una pieza fundamental. La cantidad de cámaras necesarias va a depender de las dimensiones del espacio que desee mantener vigilado, y el cerrajero le puede ayudar en este sentido.

Existen las cámaras tipo domo y tipo bullet, en cuanto a su forma. Y respecto a su tecnología puede elegir entre las analógicas, que no son las más recomendables, y las digitales que ofrecen excelente imagen, las híbridas que ofrecen lo mejor de las dos anteriores.

También están las más modernas que son las cámaras IP, son de coste muy elevado y requieren un cableado especial y conectores específicos. Y las cámaras IP con WIFI, que también son muy costosas, y sólo requieren alimentación, porque con la conexión al WIFI es suficiente para cumplir sus funciones.

Fuentes de alimentación

Para el buen funcionamiento de las cámaras, es necesario una fuente de alimentación. Existen dos alternativas, conectar cerca de cada cámara una fuente de alimentación, que evitaría tanto cableado, pero se necesitaría un enchufe cerca de cada cámara.

O emplear una enorme fuente de alimentación para conectar todas las cámaras, y se coloca junto al grabador para centralizar la alimentación, así solo necesitaría un enchufe, pero necesitaría crear toda una red de cableado para cada cámara.

Cableado y conectores

Para que toda la información llegue a sus respectivos dispositivos, es necesario conectarlos eligiendo el cableado perfecto, aunque las opciones básicamente se dividen en cable UTP y cable coaxial, sin embargo esto va a depender del tipo de cámaras que se elijan. También es necesario instalar los conectores, ellos van a depender del tipo de cable elegido para que funcionen correctamente.

Y para finalizar, no debe olvidar colocar el cartel de que es una zona de videovigilancia, para evitar problemas con las leyes.